NUNCA MÁS LE VUELVAS A DAR PALOMITAS A TU HIJO ESTO LE COSTÓ MUCHO A ESTA MAMÁ.

Niña de 2 años inhala granos de palomitas de maíz. 6 meses después, necesita de un soporte vital.

Ojo a todas las personas que son padres. Esto le podría pasar a cualquiera.

Esta historia me parte el corazón, sabiendo que tengo un hermano de casi la misma edad que la protagonista de esta historia; por lo que me hace pensar que estas cosas le podría pasar a cualquiera de nosotros. Nadie está libre cuando se trata de un descuido y la salud de un niño pequeño.

 Una noche, Alisson le dijo a su esposo que solo deseaba estar tranquila en su casa en Fauquier County en Virginia, EE.UU., el día de su cumpleaños; es que siendo madre de 4 hijos decidió quedarse en su hogar celebrando con sus amigos: nunca se imaginó que el 11 de mayo se convertiría en un día negro para su familia. Día en que la pesadilla comenzó. 

La pesadilla comenzó con un minuto de silencio; pero no uno cualquiera, sino el minuto de silencio de una niña de dos años, donde todo puede pasar y lamentablemente en esta historia pasó lo peor.

Mirranda Grace Lawson de dos años es la hija menor de este matrimonio; sus padres al sentir que la niña no emitía ningún sonido salieron en busca de ella; estaba en el suelo sin respirar; le revisaron la boca, no había nada, la reanimaron y nada; el corazón de esta pequeñita literalmente se detuvo.

Pero el milagro ocurrió y su pequeño corazón comenzó a latir nuevamente, a pesar que no había nada en su boca, jamás imaginaron que lo que tenía era un grano de palomita de maíz dentro de su nariz; eso impidió que su cerebro recibiera oxigenación. 

Los padres jamás imaginaron el daño que tenía esta pequeña; Ya en el hospital, tuvieron que conectar a la menor a un ventilador mecánico; el diagnóstico era el peor de todos: la niña tenía muerte cerebral, su corazón seguía latiendo pero Mirranda ya se había ido.

Los padres llevaron su caso hasta la corte para que su hija tuviera alguna oportunidad de recuperarse de esta tragedia, los doctores insistían en realizar un test que comprobara su muerte cerebral pero los padres se rehusaban a aceptarlo; la corte falló en contra de los Lawson y tuvieron que pagar 13 mil dólares, ya que los médicos argumentaron que mantener a la niña en el hospital les costaba 10 mil dólares diarios.

Estuvo 6 meses conectada, ene ese tiempo las enfermeras le dieron todos los cuidados necesarios para que la niña estuviera estable; incluso le hicieron un regalo muy significativo a su papá para el día del padre; una abeja con la huella de su hija.

La constante lucha de meses de estos padres se acabó cuando la salud de la menor se debilitó y finalmente falleció el 1 de noviembre. 

 

Facebook Comments