Este hombre nunca se ha cepillado y mantiene sus diente totalmente blancos este es su gran secreto.

ESTE HOMBRE NUNCA SE HA CEPILLADO Y MANTIENE SUS DIENTE TOTALMENTE BLANCOS ESTE ES SU GRAN SECRETO.

Sin embargo, hay que ser sinceros, en la época en que vivimos es imposible imponernos una vida de monjes para evitar que nuestros dientes pierdan su blanco perfecto, pero hemos encontrado que la dentadura de los monjes del Tíbet no es sólo cuestión de disciplina y salud, sino también del uso de una pasta dental muy especial.

En el siguiente articulo te diremos como preparar desde la comunidad de tu casa una pasta de dientes utiliza por ellos para el blanqueamiento dental.

Pasta de dientes D-I-Y

Esta pasta de dientes su ingrediente principal es la sal kosher.

Para prepararla, tenemos que hervir una taza de agua en una olla y, una vez listo, se apaga el fuego y se deja enfriar. Luego, se disuelve la sal kosher: Para una taza son suficientes tres cucharadas de sal. Después de mezclar los dos ingredientes con el fin de obtener un compuesto lo más homogéneo posible, se notará una espuma en la superficie, que debe ser eliminada.

Loading...

¿Modo de empleo?

Frota un poco de cristales de sal directamente sobre tus dientes (sólo se necesitan cuatro o cinco para el efecto deseado). Se deben frotar los dientes, ya sea con el dedo o un cepillo, con la mayor delicadeza posible y sin tallar demasiado, de lo contrario se corre el riesgo de dañar las encías.

Después de haber terminado de frotar los dientes con los cristales de sal, enjuaga con la mezcla de agua y sal preparada anteriormente, realizando gárgaras como si se tratase de un enjuague bucal.

Nota: En un primer momento la presencia de la sal en la boca no será muy agradable, pero cada día que pasa será más una costumbre.

Facebook Comments