CÓMO CUBRIR LAS PLANTAS EN INVIERNO.

Los seres humanos contamos con un complejo mecanismo de homeostasis que lleva a cabo todas las reacciones necesarias para mantener siempre el equilibrio del organismo, en cambio, las plantas son poiquilotermas, lo que significa que carecen de mecanismos internos que les permitan regular la temperatura interna, por lo tanto, cuando el termómetro nos indica un clima extremo, las plantas suelen estar en grave peligro. En el caso del invierno, las bajas temperaturas inducen múltiples cambios en la fisiología de las plantas, hasta tal punto, que los expertos en botánica consideran estas modificaciones derivadas del frío como un “estado de estrés” para la planta.

A medida que se va acercando la estación más fría del año también es importante que prepares a tus plantas y les brindes los cuidados necesarios para así prevenir cualquier daño. En este artículo te mostramos cómo cubrir plantas en invierno para protegerlas del frío y las heladas.

El daño por frío en las plantas

Las plantas necesitan cuidados específicos durante el invierno, no obstante, si quieres minimizar tus tareas durante esta época del año, quizás te convenga conocer previamente cuáles son las plantas más resistentes a las bajas temperaturas:

  • Hiedra
  • Col ornamental
  • Baya
  • Agracejo
  • Brecina
  • Brezo
  • Campanilla de invierno
  • Rododendro
  • Heleboro negro
  • Narciso

Si ya te has aficionado al cultivo de plantas, es muy posible que no hayas cultivado estas especies y que tus plantas sean más susceptibles a sufrir daños ocasionados por el frío. En este caso debes saber que la planta puede estresarse con temperaturas inferiores a 15 grados centígrados, aunque dependiendo de la planta en concreto, puede ser que ésta presente una buena resistencia frente a temperaturas, de por ejemplo, 7 grados centígrados.

También conviene que conozcas cuáles son los signos a través de los cuales podemos advertir que una planta está siendo dañada por el frío:

  • Las hojas cambian de color y se tornan moradas, esto sucede especialmente en plantas con flor
  • Las hojas se secan
  • La planta se cierra, esto se observa principalmente en algunas especies de suculentas
  • Junto con el cambio de coloración aparecen puntos amarillos

Para prevenir este tipo de manifestaciones es importante que aprendas a cubrir tus plantas para protegerlas del frío y las heladas, aunque esto obviamente, no significa taparlas por completo, a continuación te mostramos cómo hacerlo adecuadamente.

Cubrir las plantas sembradas en la tierra

Todos los cambios que observamos en la planta se derivan de todo aquello que no vemos, es decir, del desarrollo y mantenimiento de sus raíces, por lo tanto, cuando hablamos de cubrir una planta en invierno nos referimos a proteger sus raíces frente a las heladas.

Loading...

Para plantas sembradas en la tierra se utilizará la técnica del acolchado, que consiste en cubrir el suelo donde está arraigada la planta con una capa de material aislante de aproximadamente 5 centímetros de grosor.

Debes saber que para realizar este tipo de aislamiento no es necesario que adquieras ningún producto, ya que las hojas de árboles, la corteza de pino o la paja son materiales naturales con una gran capacidad aislante. Obviamente esta técnica debe emplearse antes de que la tierra haya sufrido ya la primera helada.

Cubrir las plantas sembradas en macetas

Las plantas que hayas sembrado en macetas, si se encuentran en el exterior del hogar, también necesitan ser cubiertas durante el invierno, aunque en este caso no emplearemos la misma técnica.

Para las plantas sembradas en tiestos se deberá forrar toda la maceta, de forma que también quede cubierta la tierra y las raíces permanezcan protegidas. Para ello puedes utilizar un trozo de tela, aunque una mejor alternativa es utilizar plástico de burbujas, ya que posee un mayor capacidad aislante.

También es importante que estas macetas sean cambiadas de lugar aunque permanezcan en el exterior, buscando una nueva ubicación donde queden más resguardadas de las heladas y del viento.

Cuida también las plantas de interior

Las plantas de interior no deben cubrirse durante el invierno, pero esto no significa que no necesiten unos cuidados específicos para soportar las frías temperaturas.

Estas plantas deberán colocarse cerca de la ventana donde reciban de forma indirecta la luz solar y no estén expuestas a corrientes de aire, no obstante, deben mantenerse alejadas de los radiadores para que las hojas no se resequen.

Si vemos que la sequedad ambiental les afecta demasiado, bastará con colocar un humidificador o simplemente evaporar agua tibia sobre ellas.

Fuente: http://hogar.uncomo.com/articulo/como-cubrir-las-plantas-en-invierno-44290.html

Facebook Comments